capacitaciones laborales

Muchos empleadores consideran que las capacitaciones laborales no tienen sentido porque resultan ser un gasto para la empresa que no tiene resultados a corto plazo. Sin embargo, los resultados a largo plazo, el incentivo laboral para los empleados y el reforzamiento del espíritu del trabajo de equipo, son solo algunas de las ventajas de realizarlas.

Personal capacitado= Mayor productividad

La tecnología avanza a pasos agigantados y eso queda reflejado en la productividad de una empresa por más pequeña que sea. Aunque no sea el manejo de una nueva máquina, sino las últimas estrategias de marketing, los empleados que poseen mayor capacitación, son aquellos que llevan la empresa a aumentar su productividad y por lo tanto, los ingresos.

La caza de talentos no vistos

En muchas empresas, las capacitaciones son el espacio ideal para que los jefes puedan ver el talento de algunos jóvenes que, por recién empezar en la empresa o simple timidez, no demuestran todo lo que pueden aportar. Algunos empleados incluso encuentran una nueva área en las que les gustaría especializarse porque les ha gustado y deciden incluso formarse a un nivel más alto.

Aumento en la autoestima del personal

¿Te has planteado porque algunos de los empleados se ausentan mucho del trabajo?, ¿o por qué trabajan menos? Muchas veces esto se debe a una baja en la autoestima laboral, es decir, en las bajas perspectivas laborales, el aburrimiento por la monotonía o la falta de nuevas metas. Una capacitación puede lograr en la planta laboral, una inyección de nuevos retos, movilidad en los puestos y, como mencionamos antes, la posibilidad de que algunos destaquen o descubran su propio talento.

 

Imagen cortesía jalayo.blogspot.com.ar. Todos los derechos reservados.

7 septiembre, 2016
Son necesarias las capacitaciones laborales

¿Son necesarias las capacitaciones laborales?

Muchos empleadores consideran que las capacitaciones laborales no tienen sentido porque resultan ser un gasto para la empresa que no tiene resultados a corto plazo. Sin […]